Quienes somos

Su propio lubricante para cables

Carima produce deslizantes y lubricantes para instalaciones de fibra óptica y cables eléctricos.

Nuestra amplia gama de productos cuenta con un trabajo de I+D continuo, también bajo petición específica del cliente.

Olvídate de los roces con GLISS®.

Nuestra historia

CARIMA nace en 1982 para producir deslizantes y lubricantes para la instalación de cables eléctricos.

Concretamente, para llevar al mercado un producto que permita a los electricistas trabajar con menor esfuerzo y sin dañar cables o tubos.

El objetivo principal es dar apoyo a los técnicos instaladores que se enfrentan a la pesada tarea de introducir un cable eléctrico en un tubo, incluso cuando en los conductos ya hay otros cables. La idea es que el trabajo se realice de la forma más fácil, limpia y menos pesada posible sin dañar las infraestructuras.

Todo esto nace de la idea de Giordano Pipani gracias a su experiencia técnica adquirida a los largo de 20 años en el sector de los productos aislantes para cables eléctricos de goma y PVC.

Su idea se concretó en el producto GLISS®, un deslizante líquido a base de agua que permite reducir drásticamente el roce que se genera al introducir un cable eléctrico con revestimiento de goma o de plástico en un tubo.

Tras los primeros resultados positivos en las pruebas de laboratorio, el producto llegó al mercado y tuvo un éxito incuestionable.

El mercado de GLISS® se va consolidando con los años y surge la necesidad de encontrar un nuevo producto capaz de satisfacer las necesidades más exigentes del sector de los instaladores de sistemas industriales.

La fibra óptica empieza a implantarse en cada vez más lugares y la respuesta de Carima al mercado es el producto GLISS® F.

Desde 1990, GLISS® F acompaña los miles de kilómetros de fibra óptica instalados en toda Europa, obteniendo la homologación de diferentes actores del sector de las telecomunicaciones.

GLISS® F es un producto líquido de altas prestaciones que actualmente se exporta a todos los países de Europa, norte y sur de África, América, Nueva Zelanda y Rusia. Se usa principalmente para lubricar los cables de fibra óptica y cables eléctricos se secciones gruesas.

En 1998, las necesidades del mercado y de nuestros clientes nos llevaron a formular un nuevo producto distinto de los anteriores.

Así, Carima desarrolló GLISS® GEL.

Esta fórmula, no líquida como las anteriores, sino en formato viscoso, un gel, tuvo un éxito inmediato.

Su principal ventaja, además de en sus grandes capacidades lubricantes, está en su consistencia en gel.

GLISS® GEL se consolida en el mercado y confirma a Carima como líder en la producción y formulación de deslizantes para instalaciones eléctricas y de fibra óptica.

Con el paso del tiempo, la línea de productos Carima se va ampliando, dando mejores soluciones a los instaladores. Actualmente, dada la gran variedad de los productos específicos para el sector desarrollados y producidos por Carima, somos capaces de ofrecer soporte y soluciones en función de las necesidades técnicas de la instalación, facilitando incluso soluciones ad hoc.

Un ejemplo de ello son los productos específicos para la instalación de fibra óptica con la técnica Blowing Machine

además de introducir productos técnicos en spray, también a base de agua, que permiten ayudar a los instaladores a resolver los pequeños problemas cotidianos.

Siempre hemos estado moviéndonos. Hemos desarrollado y formulado, también en nuestro laboratorio, productos de silicona para aislamiento eléctrico, tanto monocomponentes como bicomponentes.

Los distintos tipos de empaquetado, que van desde el cartucho al kit, pasando por el estuche individual dividido en dos compartimentos, permiten satisfacer las distintas necesidades del mercado.

El desarrollo, la formulación y la producción tanto de deslizantes a base de agua como de aislantes eléctricos a base de silicona son la clave de nuestro éxito, confirmado por la certificación ISO 9001:2015 otorgada en 2018.

El Ambiente

CARIMA piensa mucho en el medio ambiente y lo demuestra en dos elementos clave de su actividad:

  • Todos nuestros productos están hechos a base de agua, no contienen derivados del petróleo y son respetuosos con el medio ambiente.
  • Toda la energía eléctrica que necesita Carima procede del sol. Como muestra de transparencia, en el enlace http://fv.carima.biz de nuestra página web se pueden consultar los datos de producción de nuestro sistema fotovoltaico actualizados en tiempo real cada 15 minutos.

Productos para uso civil

Producto compatible con el ambiente: biodegradabilidad superior al 95%

Todos los productos Gliss® pueden ser utilizados en presencia de agua y expuestos al riesgo de incendio

Todos los productos están disponibles en envases de 1 Kilo, en cajas de 15 unidades y en bidones de 5, 10 y 25 Kilos.

GLISS® llega a eliminar hasta el 70% de la fricción, permitiendo que el cable escurra en cualquier situación. Creado para resolver el problema del tendido de cables de pequeña sección, se ha revelado insustituible también para el tendido de cables de diámetro mayor.

Varios productos se han sumado al tradicional líquido GLISS®. GEL, espuma y productos específicos para instalaciones civiles e industriales son indispensables en el trabajo diario de los instaladores, ya sea de cables eléctricos o de fibra óptica.

Lubricantes industriales

Desde el 1982 hemos posibilitado a nuestros Clientes tender tramos de fibra óptica de HASTA 6.000 METROS CONTINUOS, sin superar el esfuerzo limite del cable mismo.
Hemos inventado y registrado los mejores deslizantes y lubricantes para el tendido de cables, los que están compuestos por elementos químicos que respetan el ambiente y no son dañinos para la salud: GLISS® F para el tendido de cables en fibra óptica. A diferencia de otros lubricantes que tienen una consistencia viscosa, su fórmula en base a agua tiene una viscosidad similar a esta. El resultado es una reducción de hasta un 90% de la fricción entre cable y tubería y entre cable y cable y el requerimiento de una menor fuerza para el tendido del cable, permitiendo así el tendido de una mayor cantidad de metros aplicando la misma fuerza.
Distintos productos han aparecido junto al tradicional líquido GLISS® F: GEL, espuma y productos específicos para instalaciones civiles e industriales, indispensables en el trabajo diario de los instaladores, ya sea para cables eléctricos o de fibras ópticas.